Las ventajas de estudiar en un colegio internacional

175
Las ventajas de estudiar en un colegio internacional

Hablar inglés, español, chino u otro idioma con fluidez se ha convertido en un verdadero pasaporte para muchas profesiones. Una observación que anima a cada vez más padres a matricular a sus hijos en colegios bilingües, desde el jardín de infancia para algunos.
¿Cuáles son las ventajas de estas escuelas internacionales, cómo funcionan y cómo elegir la más adecuada?

La calidad del aprendizaje de los idiomas

La educación bilingüe comienza en el jardín de infancia para algunos colegios. Cuanto más pequeño es el niño, más rápida es la asimilación del vocabulario y la gramática. La capacidad de aprender idiomas alcanza su punto máximo entre los 3 y los 4 años, según Claude Hagège, lingüista y profesor del Collège de France. En efecto, es a esta edad cuando las capacidades de mimetismo, en las que se basa la mayor parte del aprendizaje de una lengua, están en su punto máximo. Al igual que ocurre con la educación tradicional, la enseñanza en un colegio bilingüe se hace de forma paulatina: en el jardín de infancia, el niño aprenderá, por ejemplo, a presentarse o nombrar colores y animales. Para cursar el currículo británico en Marbella, colegio internacional ubicado en Marbella de ISP Schools forma parte de una red de 11 colegios privados en España especialistas en educación británica e internacional dentro de International Schools Partnership, uno de los mayores grupos educativos del mundo.

La facilidad para crear un networking sólido

Al estudiar en un colegio internacional reputado, los alumnos crean relaciones entre ellos de calidad que perdurarán en el tiempo por lo que muchos de ellos, se adentraron en proyectos laborales conjuntos creando una gran simbiosis. En efecto, rodearse de mentes creativas y profesionales es esencial para el desarrollo de los alumnos por lo que los centros internacionales buscan la excelencia en cada uno de los alumnos potenciando al máximo sus virtudes y animándolos de forma constante a salir de su zona de confort.

Una educación personalizada

En los colegios internacionales se busca el éxito individual del alumno, por lo que este lleva un seguimiento personalizado de forma continua para desarrollar sus habilidades. De este modo, un alumno que necesite una atención específica la podrá recibir sin problemas para que su experiencia en el centro educativo sea lo más completa posible. Los alumnos no son un mero número, sino un potencial de crear a un ser humano que haga del mundo un sitio un poco mejor. Desde los colegios internacionales se transmiten valores de trabajo, honestidad y ética de la mano del aprendizaje de las asignaturas vehiculares.

Una variedad de actividades extracurriculares

Con un gran presupuesto, un colegio privado ofrece una variedad de actividades extracurriculares a sus alumnos. Bailar, cantar, fútbol y otros son pasatiempos que los niños pueden disfrutar. Estas actividades extraescolares permiten a los niños agudizar su talento y saber hacer en las áreas del arte, la cultura y el deporte. Por otro lado, estas actividades refuerzan a su vez los lazos con sus compañeros de clase para crear relaciones que perduren en el tiempo, que son esenciales para el desarrollo de la personalidad.

La estabilidad del personal docente

Este fértil ambiente escolar debe mucho al personal que acompaña a los jóvenes. El personal es muy estable; hay poco movimiento. Esto permite a los profesores conocer a los alumnos que son conocidos y reconocidos por nuestro personal. Otro argumento fuerte, la tasa de graduación en el sector privado es mucho más alta con porcentajes de 93,1% después de cinco años de asistencia, en comparación con 76,5% para la red pública.