Rafael, Sofía y Mª José: presente y futuro de la oftalmología en Córdoba

Rafael Sánchez Pedraza, Sofía Rodríguez Calderón y María José Pérez Cordobés representan tres generaciones de una profesión con retos y especialidades de reciente creación.

699
Rafael, Sofía y María José: pasado, presente y futuro de la oftalmología en Córdoba
Los oftalmólogos Miguel Giménez de la Linde, Sofía Rodríguez Calderón, María José Pérez Cordobés y Rafael Sánchez Pedraza en las instalaciones de Oftalmocor.

Ana Rodríguez. Los centros de trabajo son espacios donde convive el empuje de la juventud con los conocimientos consolidados de la experiencia. Los miembros más jóvenes del equipo suelen estar más al día en temas de innovación, tecnologías y últimos avances, mientras que los senior atesoran las soluciones a los problemas afrontados durante años. Si ambos comparten y se enriquecen mutuamente, el resultado será un equipo cohesionado y potente, capaz de afrontar cualquier reto y salir airoso del mismo.

Rafael Sánchez Pedraza, Sofía Rodríguez Calderón y María José Pérez Cordobés bien pueden responder a este esquema en el marco de su especialidad, la oftalmología. Los tres profesionales son parte destacada del equipo de la Clínica Oftalmocor de Córdoba, capitaneada por el doctor Miguel Giménez de la Linde.

Una nueva ilusión: el trasplante de córnea

Rafael jugaría en el equipo de los ‘senior’ junto a su colega Giménez de la Linde. El oftalmólogo cordobés lleva décadas ejerciendo en su tierra natal, donde compatibiliza su labor en la citada Clínica con la atención a pacientes en el Hospital Reina Sofía. Como recuerda, cuando él estudiaba, en la carrera «tratábamos todo el abanico de enfermedades de Oftalmología, no se llevaba tanto la especialización, de hecho tratábamos todas las subespecialidades».

El oftalmólogo Rafael Sánchez Pedraza.

Con el tiempo, Sánchez Pedraza se centró en tres patologías: el glaucoma, la patología corneal y las cataratas. «Salvo un tipo, el de ángulo estrecho, el glaucoma no duele y sólo se detecta en una revisión ocular. Puede afectar a personas de cualquier edad, aunque en la mayoría de los casos se presenta en mayores de 40-50 años«, explica el doctor. «La tensión ocular alta provoca daños en el nervio del ojo, aunque también hay glaucomas con la tensión normal», añade Rafael.

Dentro de las patologías corneales (úlceras, queratitis, edema, herpes, alteraciones de la superficie ocular, etc.), Sánchez Pedraza apunta a los trasplantes de córnea, una intervención que en un futuro próximo podrán instaurar en Oftalmocor. «Ya hemos iniciado los trámites para su autorización», informa el oftalmólogo, siendo un proyecto muy ilusionante para el médico cordobés.

Cirugía del polo anterior

Por su parte, Sofía Rodríguez Calderón y María José Pérez Cordobés son las integrantes más recientes del equipo de la Clínica cordobesa, la primera centrada en cirugía de polo anterior y la segunda en una especialidad muy reciente de la Oftalmología, la oculoplastia o cirugía plástica ocular.

La oftalmóloga Sofía Rodríguez Calderón.

Rodríguez Calderón tuvo la oportunidad de realizar sus años de especialidad en el Hospital de Ourense, cuyo servicio de oftalmología, al frente del cual se encuentra el doctor Ramón Lorente, es referente en cirugía de cataratas a nivel nacional e internacional. «Tuve mucha suerte de formarme allí y aprender de Lorente y de su equipo. Fue una experiencia muy bonita», expresa la oftalmóloga cordobesa. Actualmente, y tras ejercer en los hospitales Reina Sofía de Córdoba y en el de Écija, Sofía compatibiliza el ejercicio privado en Oftalmocor con el público en el Hospital Infanta Margarita de Cabra.

Rodríguez Calderón explica que está ahondando más en la cirugía de polo anterior -cataratas, refractiva, ojo seco, superficie ocular, etc.- por sus múltiples posibilidades y por ser «muy demandada y agradecida. Me encuentro cómoda y me encanta», asegura la profesional.

Nueva especialidad: la oculoplastia

Por su parte, María José Pérez Cordobés apunta como esencial en su trayectoria su estancia como residente unos meses en un hospital de México, a las órdenes de Guillermo Salcedo, oftalmólogo referente internacional en oculoplastia. Y es que desde que finalizó sus estudios, la cordobesa tuvo claro que su intención era especializarse en esta nueva rama.

maria jose oftalmocor
La oftalmóloga María José Pérez Cordobés.

«La oculoplastia es una de las especialidades más recientes de la Oftalmología, tiene mucho auge ahora entre los oftalmólogos más jóvenes y se está implantando poco a poco en los hospitales», informa Pérez Cordobés, que también trata a pacientes en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Esta rama engloba la cirugía de párpados, órbitas oculares y vía lagrimal, abarcando patologías muy variadas, como por ejemplo malformaciones y malposiciones palpebrales o tumores, que afectan a personas de todas las edades.

Asimismo, una parte de la oculoplastia se centra en la cirugía estética ocular, en concreto en el «rejuvenecimiento periocular, tanto aplicando técnicas quirúrgicas como no quirúrgicas», explica la oftalmóloga. En esta línea, María José recuerda que tuvo la oportunidad de formarse y trabajar con Andrea Sanz, referente desde sus inicios y pionera en España de su especialidad, quien realizaba este tipo de intervenciones en Oftalmocor hasta que se jubiló.

Valoración positiva

Los tres profesionales de Oftalmocor destacan de la Clínica su carácter multidisciplinar, pues abarca el tratamiento de «todos los tipos de patologías oculares posibles», como pone de relieve Rafael Sánchez Pedraza. Para que eso sea así, el centro cuenta con «los medios, materiales y profesionales, quirófanos y equipos de última tecnología más adecuados para dar una asistencia de calidad y completa al paciente», en palabras de Sofía Rodríguez Calderón.

Rafael, María José, Sofía y Miguel, miembros del equipo de Oftalmocor.

Pero por encima de todo, para los tres oftalmólogos lo más valorado es el buen ambiente de trabajo del que disfrutan en Oftalmocor, que María José Pérez Cordobés describe como «familiar y de trato individualizado y cercano al paciente. Puedes pararte para prestar la atención necesaria y yo, la verdad, estoy muy contenta».

En la misma línea se expresa Sánchez Pedraza cuando destaca el nivel humano de la Clínica: «la relación entre nosotros, los profesionales, es perfecta». Por último, Sofía Rodríguez Calderón apunta que está «encantada» con ésta, su primera experiencia compatibilizando sanidad pública y privada. «Estoy aprendiendo del bagaje y la experiencia de mis compañeros, especialmente del doctor Giménez de la Linde, que predica con el ejemplo. Estoy muy cómoda, me encanta el trato centrado en el paciente, trabajar en un sitio que te permite dar tu mejor servicio profesional y donde valoran y tienen tan presente la parte humana».

Sigue leyendo…

El oftalmólogo Miguel Giménez de la Linde, cuatro décadas cuidando de la salud ocular de los cordobeses