Tipos de separaciones que existen en España y la importancia de contratar abogados especialistas

92
Tipos de separaciones que existen en España y la importancia de contratar abogados especialistas

Una separación siempre es una situación compleja, no obstante, actualmente en España existen diferentes modalidades que pueden llegar a ser más llevaderas. En cualquier caso, sea cual sea el tipo de trámite que se va a iniciar, siempre es recomendable acudir a expertos profesionales que sepan cómo actuar en todo momento.

Una separación matrimonial nunca es un plato de buen gusto, sabiendo que es una decisión complicada en la que siempre se recomienda que ambas partes estén de acuerdo. Una separación conlleva finalizar la convivencia y a partir de ese momento, ser dos personas independientes. Con base en esto, hay que decir que en España en la actualidad se pueden iniciar diferentes tipos de separaciones, no obstante, algunos procedimientos son más complejos que otros. En cualquiera de los casos, contratar abogados especialistas en separaciones siempre es un valor añadido, ya que estos profesionales sabrán cómo actuar en cada momento y ayudarán a los clientes a obtener los mayores beneficios.

¿Cuántos tipos de separaciones hay?

Hoy en día, en España, existen principalmente dos tipos de separaciones, que son las de hecho y las judiciales.

Separaciones de hecho

En este caso, este tipo de separaciones son aquellas que se inician o bien por ambas partes o bien por una sola de ellas. Los cónyuges deciden poner fin a la vida matrimonial sin tener que llegar al proceso judicial. En este sentido, las separaciones de hecho no disuelven el régimen económico matrimonial, algo que, habitualmente, suele ocasionar problemas a largo plazo.

Separaciones judiciales

También conocidas como separaciones legales, aquí para iniciar el proceso es obligatorio presentar una demanda y contar con la sentencia judicial que corresponda posteriormente. En este caso, el matrimonio se suspende de manera legal y cada uno de los cónyuges tendrá potestad única sobre sus bienes de manera independiente.

Este tipo de proceso se puede llevar a cabo de dos maneras, o bien de mutuo acuerdo o bien de forma contenciosa.

De mutuo acuerdo

Tal y como su nombre indica, es el proceso judicial en el que ambas partes llegan a un acuerdo para llevar a cabo la separación. Sin duda alguna, se trata de un trámite mucho más sencillo, rápido y económico. Si bien, para poder iniciarlo, es obligatorio que el matrimonio lleve, al mes, tres meses casados y por supuesto, se debe pactar previamente un convenio regulador donde incluir datos tales como el uso de la vivienda familiar, el régimen de visitas para los niños, pensión alimenticia…

Contencioso

Aquí no hay un acuerdo entre las dos partes y, por tanto, será el juez quién tome la decisión que corresponda a través de una sentencia. Sin duda alguna, es un proceso más costoso y complejo, siendo el único requisito que lleven casados tres meses.

¿En qué consiste el divorcio express?

Además de los procesos mencionados, hoy en día también se ha vuelto muy popular en España el divorcio express. Se trata del procedimiento más rápido que hay, ya que se puede aplicar en cuestión de 48 horas. En este caso, es un trámite que requiere de un acuerdo entre las partes, siendo el formato ideal para aquellas parejas que no tienen demasiados bienes ni tampoco hijos en común.

¿Por qué contar con un abogado especialista en separaciones?

Como se ha podido observar, en España existen diferentes tipos de separaciones y cada una de ellas con procedimientos concretos. Un divorcio puede llegar a ser una situación dolorosa a la par que compleja, si no se conoce toda la información que hay que aportar en cada caso.

Precisamente por este motivo, contratar los servicios de abogados especializados es un plus, teniendo en cuenta que estos expertos ayudarán a que los tiempos de resolución sean mucho más cortos, puesto que llevarán a cabo el proceso de manera más rápida debido a sus conocimientos y experiencia.

También será pieza clave para redactar el convenio regulador entre ambas partes, incluyendo los servicios de negociación si fuera necesario.

Por último, estos abogados también adoptarán el rol de asesores legales, ofreciendo información detallada en todo momento a sus clientes sobre su caso y velando porque alcancen los mayores beneficios en aspectos tan importantes como las pensiones compensatorias, custodia de hijos, obligaciones y derechos y demás aspectos económicos.