24 febrero 2024

Andalucia Buenas Noticias

Tú diario digital de buenas noticias

Sevilla será testigo de la verdadera historia de los últimos de Filipinas

Sevilla será testigo de la verdadera historia de los últimos de Filipinas

El periodista y escritor Jesús Valbuena.

Ana Rodríguez. Filipinas, 1898. Las islas eran entonces colonia española, aunque la insurrección para librarse del control del Imperio ya había comenzado, contando para ello los nativos con el apoyo de Estados Unidos. Cuando estalla la guerra hispano-estadounidense el 15 de febrero de aquel año -España acabaría cediendo las islas a los americanos en el Tratado de París-, los revolucionarios filipinos aprovechan para dar un paso decisivo en su cruzada y llegan, incluso, a declarar la independencia del país.

En medio de esta situación, un destacamento español de poco más de medio centenar de hombres, absoluto desconocedor de la situación internacional, es atacado por los insurrectos filipinos y acaba atrincherándose en la iglesia de San Luis de Tolosa, en el municipio de Baler. Comenzaba entonces un asedio militar que duraría 337 días -el más largo de la historia- y daría pie a que estos militares españoles fueran recordados como los últimos de Filipinas

Lo ocurrido entre aquellas cuatro paredes durante casi un año lo recoge el periodista Jesús Valbuena, biznieto de Jesús García Quijano, uno de aquellos héroes de Baler, en el ensayo Más se perdió en Filipinas. El libro vio la luz en diciembre de 2021 y su autor lo presenta este viernes, 25 de marzo, en el Centro Cultural La Revuelta de Sevilla a las 19.00 horas.

Haciendo acopio de muy diversas fuentes, Valbuena ha dado vida a una obra testimonial y fidedigna, un canto a la memoria y una reivindicación de justicia para aquellos soldados que cumplieron con su deber hasta las últimas consecuencias.

Un libro fruto del confinamiento

A raíz del documental ‘Regreso a Baler’ (2018), rodado en Filipinas y locutado por el cantautor Luis Eduardo Aute, Valbuena -director del audiovisual- pudo realizar un amplio e intenso trabajo de campo, recopilando testimonios que, por primera vez, aportaban la visión de lo ocurrido hace 124 años desde el punto de vista filipino.

«Esta investigación es un trabajo que vengo haciendo desde hace muchos años. Cuando realicé las entrevistas para el documental pensé que tenía ya materia prima para hacer un ensayo histórico que mereciera ser puesto negro sobre blanco. Fue durante el confinamiento cuando me puse a ello», explica el autor.

Nacía Más se perdió en Filipinas, un ejemplar sobre el que conversamos con Jesús Valbuena para conocer más en detalle:

– Este ensayo ve la luz coincidiendo con el 500 aniversario de la expedición Magallanes-Elcano que descubrió, precisamente, las islas Filipinas. ¿Ha sido intencionado?

– Ha sido coincidencia. El 500 aniversario fue el año pasado y el libro se publicó en diciembre. No había caído en ello, la verdad… La conexión que sí había hecho es que la primera llegada de la expedición a Filipinas, los primeros encuentros, fueron muy cordiales. Las crónicas del cronista de la expedición, Antonio Pigafetta, hablan de la primera misa celebrada, antes de la muerte de Magallanes, y de que hicieron un banquete. Los primeros de Filipinas fueron recibidos de manera amigable y, casi cuatro siglos después, los últimos de Filipinas se despiden de una manera cordial, con un decreto que los declaraba amigos en lugar de prisioneros de guerra.

– Aparte de la vinculación sentimental, ¿qué hace tan especial la historia de su abuelo y de los 33 supervivientes de Baler?

Imagen de la iglesia de San Luis de Tolosa, donde el destacamento de Baler pasó 337 días.
Imagen de la iglesia de San Luis de Tolosa, donde el destacamento de Baler pasó 337 días.

– Para mí la historia de Baler es atemporal. Trasciende la historia de España y cualquier ideología, y también la época en la que ocurrió. Y ello por varias razones; la primera que no hay precedente de un destacamento de cualquier país que haya sido reconocido por los dos enemigos contra los que se batía. Emilio Aguinaldo, primer presidente filipino, firmó un decreto en el que calificaba su epopeya de «propia de los legendarios hijos del Cid y de Pelayo» y aseguraba que eran «amigos» de la República de Filipinas en lugar de prisioneros de guerra. Luego, Estados Unidos, también los ensalza como héroes.

La historia de Baler es historia de Filipinas, de Europa e historia universal, y además trasciende su época porque, 120 años después, el Gobierno de Filipinas establece un día oficial de amistad con España basándose en el espíritu de ese decreto de Aguinaldo, de los valores del asedio de Baler: de dignidad en la derrota y de humildad en la victoria. Por tanto, algo en esta historia se mantiene hasta nuestros días.

– ¿Qué aporta de novedoso o diferente su ensayo sobre este episodio histórico?

– Con Más se perdió en Filipinas me planteaba tres objetivos. El primero, incorporar el punto de vista de los filipinos. Siempre se ha narrado esta historia desde la mirada de los españoles, pero aquí incorporo, a través de entrevistas con descendientes de insurrectos de Filipinas, recortes de periódicos de la época y fuentes filipinas, una mirada filipina y qué ocurrió allí después de que terminara el asedio. Cómo vivían los filipinos el no poder hacerse con la iglesia…

El segundo objetivo, incorporar otras voces de lo que ocurrió de testigos directos. La crónica de Martín Cerezo -segundo teniente que asumió el mando tras la muerte de Juan Alonso Zayas- se considera la versión oficial, pero he incorporado voces como la del padre Minaya -sacerdote franciscano que permaneció mucho tiempo con los sitiados-; el manuscrito de Ramón Buades, uno de los soldados; actas de lo que declaró la tropa al llegar a Manila; lo que contaron los supervivientes el resto de sus vidas a descendientes y prensa… Es una mirada poliédrica partiendo de voces de testigos directos.

El tercer y último objetivo era dejar la opinión del autor de lado -no como pasó en las tres películas que se hicieron sobre el episodio- y quedarme con los hechos de fuentes primarias, centrar el libro en hechos documentados.

– De lo que su familia le ha contado de su bisabuelo, ¿qué es lo que más le ha impactado?

– Lo que más me ha calado han sido dos cosas. Cómo en mi familia, desde que era niño, había un cierto lamento de que no les habían hecho justicia a él y a sus compañeros de armas. Mi bisabuelo fue un personaje anónimo en su pueblo de origen, Viduerna de la Peña (Palencia), y ese olvido me ha acompañado toda la vida. Por eso, mi interés en sacar a la luz su historia y que estos hombres ocupen el lugar en los libros de Historia que se merecen. Conversando con otros descendientes, lo que más nos une a muchos es precisamente la lucha contra el olvido.

Por otro lado, a través de mi madre sé que él quería narrar cosas a sus nietos y a los vecinos del pueblo y lo tomaban por el abuelo que contaba batallitas, no en serio, siendo tan dramático y dantesco lo que había vivido en el asedio de Baler. Mi abuelo fue además el primer herido. El primer día de asedio le dieron un tiro en el pie que no le llegó a cicatrizar en los 337 días. Al llegar a Barcelona lo licenciaron y, al día siguiente, ingresó en el hospital. Aquel tiro lo dejó cojo para toda la vida…

Portada del libro ‘Más se perdió en Filipinas’.

– Por último Jesús, ¿qué sensación le gustaría que le quedara al lector al terminar la última página?

– Me gustaría que se interesara por conocer más sobre la historia de Baler y la historia de España en general. Que se hiciera más preguntas que respuestas y se interesara por nuestra historia sin el presentismo que vivimos de juzgar hechos del pasado con la mirada de hoy día. Mi libro no es para eruditos, es para que cualquier lector pase un rato ameno, aprenda sobre este episodio de historia universal y se acerque a la historia de España sin ideología.

Muchas gracias Jesús.

Presentación en Sevilla

Recordamos que el Centro Cultural La Revuelta de Sevilla acoge este viernes, 25 de marzo, a las 19.00 horas la presentación de Más se perdió en Filipinas, de la mano de su autor, Jesús Valbuena. Un acto que dará la oportunidad a los sevillanos de escuchar, en boca del periodista, algunos de los hechos narrados en el ejemplar que arrojan luz sobre el episodio de Baler y la verdadera historia de sus protagonistas, tantos españoles como filipinos.

Jesús Valbuena estará acompañado por Manuel Marcos Fal, coordinador del Centro Cultural La Revuelta y José Ignacio Bidón y Vigil de Quiñones, cónsul general de Filipinas en Andalucía, nieto del héroe de Baler Rogelio Vigil de Quiñones y Alfaro, y sobrino nieto del poeta Luis Cernuda.

Biografía del autor

Jesús Valbuena García es periodista y actualmente director de Comunicación y RSC en una firma internacional. Muy vinculado desde su infancia con la historia de Baler, al ser biznieto de uno de sus héroes, ha promovido homenajes y protagonizado conferencias y entrevistas para divulgar este hecho histórico.

Creador del blog www.baleria.com, escribió el guion del reportaje de TVE ‘Los Hijos de Baler’, con la participación de Manu Leguineche y Tony Leblanc, quien debutó en 1945 en la célebre película ‘Los últimos de Filipinas’. Director del documental ‘Regreso a Baler’, ha recibido la Cruz al Mérito Militar y ha sido reconocido como Hijo Adoptivo de Baler por «preservar la Historia común y servir de puente hacia las mejores relaciones entre España y Filipinas».