¿Cuándo debo llevar a mi gato al veterinario?

Las visitas deben ser periódico porque los felinos suelen enmascarar sus dolencias y para cuando los propietarios se dan cuenta, puede ser tarde...

◼️ Hipotermia perioperatoria en los animales de compañía y cómo combatirla

359
¿Cuándo debo llevar a mi gato al veterinario?
Es importante revisar el estado de salud de nuestros felinos.

Nacho Suárez. La tenencia de un felino implica que, de manera regular, se ha de visitar al veterinario, siendo estas visitas importantísimas, pues en ellas realizaremos una exploración física detallada que nos va a permitir evaluar el estado del animal.

Uno de nuestros objetivos es conseguir que los propietarios de felinos entiendan la importancia de acudir a su veterinario, mantenga un gato indoor o uno que entre y salga, ya que los felinos suelen enmascarar sus dolencias y para cuando se den cuenta, puede ser tarde.

La idea de solo evaluar aquellos animales geriátricos es errónea, ya que por ejemplo los gatos de menos de 1 año de vida podrán presentar problemas orientales y más del 85% antes de los 3 años. Los problemas de corazón son otro tipo de control preventivo debido a que las cardiomiopatía hipertrófica son más frecuentes de lo que pensamos.

De los animales geriátricos un 10% va a padecer insuficiencia renal crónica, un 5-15% hipertiroidismo, un 1% diabetes y entre un 65-90% con osteoartrosis.

Qué patología buscar en base a la edad

Las visitas frecuentes de nuestros felinos de menos de un año de edad por diferentes motivos son la oportunidad para hacer llegar a sus dueños la importancia de las visitas periódicas a lo largo de su vida. Inicialmente hay que descartar las alteraciones congénitas o hereditarias y realizar pruebas rápidas de detección de enfermedades como leucemia o inmunodeficiencia felina…

A partir de los 7 años, en la exploración física general deberemos incluir el control de la presión arterial y de orina que nos permitan detectar alteraciones cardiacas, renales o una diabetes.

Con más de 8 años, habremos de incluir en nuestros diagnósticos precoces la artrosis, la enfermedad renal crónica, el hipertiroidismo y las cardiomiopatías.

En resumen, debemos hacer entender a los propietarios de felinos la importancia de unas visitas regulares a pesar de la ausencia de síntomas, a fin de prevenir patologías propias de la especie que pueden pasar desapercibidas.

Sigue leyendo…

Hipotermia perioperatoria en los animales de compañía y cómo combatirla