Hospitalizado un guardia civil tras un salto a la valla de Melilla

El agente ha sido agredido con un garfio utilizado para escalar la doble valla por uno de los 12 migrantes que han protagonizado este nuevo salto.

172
Hospitalizado un guardia civil tras un salto a la valla de Melilla
Dos agentes de policía, frente a la frontera que separa Melilla y Marruecos. / Foto: Ángela Ríos / Europa Press.

Melilla ha registrado este miércoles, 13 de octubre, un intento de entrada “violento” de 12 de migrantes, de los que 7 han logrado pasar a suelo español y 5 han sido rechazados, una acción en la que un guardia civil ha necesitado ser hospitalizado tras ser agredido con un garfio para escalar la doble valla de 6 seis metros de altura cada una que separa el municipio norteafricano con Marruecos.

Según ha informado a Europa Press un portavoz de la Delegación del Gobierno en Melilla, los hechos han ocurrido a las 4,30 h, cuando se ha producido el intento de entrada del grupo reducido de subsaharianos por la zona próxima a Barrio Chino.

La citada fuente ha destacado que, “a pesar del dispositivo anti-intrusión de la Guardia Civil y de la colaboración de las fuerzas marroquíes, de los 12 que han intentado acceder, lo han logrado 7 migrantes”.

El portavoz gubernamental ha informado asimismo de que, “fruto de la violencia con la que se ha producido el salto, un agente de la Guardia Civil ha resultado herido”. En concreto, el guardia civil ha necesitado intervención médica y varios puntos de sutura “debido al acometimiento con un garfio a la altura del mentón” que le propinó uno de los migrantes que pretendía pasar a la fuerza a Melilla.

Presión migratoria

Los hechos acaecidos este 13 de octubre forman parte de la presión migratoria que ha sufrido Melilla durante todo el verano y este principio de otoño. El último hecho de estas características ocurrió el 1 de octubre, cuando fuerzas de seguridad de España y Marruecos impidieron la entrada de 700 migrantes de origen subsahariano que a lo largo de la madrugada se fueron acercando al perímetro fronterizo “con tácticas militares” con la intención de acceder irregularmente en la ciudad española.

Anteriormente, pasado  21 de septiembre, 10 migrantes consiguieron acceder a Melilla cuando formaban parte de un grupo de medio centenar de personas que protagonizaron una avalancha sobre la alambrada que separa la ciudad española de Marruecos.

comprar enlaces
comprar enlaces

Unos días después, el 24 de septiembre, las fuerzas de seguridad de ambos países evitaron la entrada masiva a Melilla de un grupo formado por 400 migrantes “a pesar de la violencia empleada” por estas personas en su intento por saltar la doble valla que separa la ciudad española del reino alauí.

Otros episodios en la frontera tuvieron lugar el pasado 28 de agosto, cuando las fuerzas de seguridad de España y Marruecos impidieron a primeras horas del día el intento de entrada irregular de 350 migrantes subsaharianos a Melilla por la frontera de Beni-Enzar, el 5 de septiembre 4 a nado por la zona norte y el día 6 otros 3 por el vallado de Aguadú.