Las procesiones y cultos externos regresan a las calles andaluzas

El Arzobispado de Sevilla ha promulgado un decreto que autoriza la vuelta de las procesiones "con normalidad" a Sevilla, Cádiz, Córdoba y Huelva.

116
Las procesiones y cultos externos regresan a las calles andaluzas
Procesión de la Hermandad de San Benito durante un Martes Santo. / Foto: María José López / Europa Press.

El Arzobispado de Sevilla ha dejado sin efecto las restricciones acerca del culto público, por lo que autoriza la vuelta de las procesiones en las calles “con normalidad”, según informa la entidad. Para ello, monseñor Saiz ha promulgado un decreto este martes, 14 de septiembre, que está publicado en la web de la institución eclesiástica.

“El curso favorable de la situación sanitaria derivada de la pandemia del Covid-19, con un descenso de contagios y el avance de la vacunación como aspectos más destacados de esta tendencia positiva, ha llevado a los obispos de la Provincia Eclesiástica de Sevilla —Sevilla, Asidonia-Jerez, Cádiz y Ceuta, Canarias, Córdoba, Huelva y Tenerife— a plantear la actualización de las disposiciones canónicas vigentes en estas diócesis”.

En consecuencia, las diócesis han considerado la “conveniencia de retomar la normalidad del culto externo“, tal como “se ha empezado a hacer de manera puntual en algunos lugares”. No obstante, desde las diócesis se insiste en el llamamiento a los fieles para que sigan atendiendo las disposiciones y recomendaciones que proceden de las autoridades competentes, un presupuesto que ha resultado “fundamental” para afrontar el regreso a la normalidad en el culto.

El decreto, por tanto, deja sin efecto las disposiciones extraordinarias establecidas en el anterior texto normativo de mayo de 2021, promulgado por el arzobispo en aquel entonces: monseñor Asenjo.

Cultos externos

“Por lo que se refiere a los actos de culto externo, que no sean de carácter ordinario, promovidos por parroquias u otras instituciones religiosas, deberán presentarse a la aprobación del Consejo Episcopal, a través del Vicario de Zona”.

Asimismo, añade el decreto, para los actos religiosos en la vía pública “deberán mantenerse las medidas organizativas de protección, limpieza y desinfección que determinen las autoridades civiles competentes”.

comprar enlaces
comprar enlaces

En este sentido, este fin de semana estaba previsto la procesión de la Pastora de Santa Marina; en octubre, en concreto el día 16, está fijado el ansiado traslado del Gran Poder a Tres Barrios, en el marco de las Misiones, que fue suspendido el pasado 2020 como consecuencia de la situación sanitaria. En todo caso, serán las autoridades civiles y sanitarias quienes decidan, junto a la hermandad de la Madrugá, los detalles de estos de culto externo.

Reacción del Consejo de Hermandades

El Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla ha valorado el citado decreto como una “decisión medida y muy sensata, que nos da la ilusión y nos devuelve la esperanza de que vamos hacia una nueva normalidad”, ha afirmado su presidente, Francisco Vélez.

En opinión de Vélez, el culto público externo “estaba tardando en venir” e incluso “creando en algunas hermandades situaciones incómodas”. En este sentido, el presidente del Consejo ha calificado la decisión de la Archidiócesis de “la más adecuada”, al tiempo que ha apelado a la prudencia. “Debemos estar pendientes de las recomendaciones sanitarias que hagan las autoridades competentes”.

Planificación municipal

Por su parte, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha valorado el anuncio realizado por el Arzobispado de Sevilla y explicado que el Ayuntamiento ya trabaja en esa posibilidad, con reuniones ya programadas para la que sería la primera de ellas, la de la Hermandad del Gran Poder.

Espadas ha señalado que todo ello queda ligado a los planteamientos que pueda realizar la Junta de Andalucía como autoridad sanitaria, mientras que ya se trabaja en la planificación de la posible salida del Gran Poder por parte del equipo del Cecop y del delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera, para su desarrollo “con todas las medidas de seguridad”.

Así, valora la decisión del Arzobispado de que “la recuperación progresiva de la normalidad incluya la posibilidad de pasos y de celebraciones religiosas en la calle”. “Nos parece que, con todas las cautelas y con toda la prevención y, desde luego, bajo la recomendación que finalmente diga la autoridad sanitaria, debemos empezar a planificar esa situación, esa posibilidad, hacerlo con los organizadores y, desde luego, intentando introducir todos los elementos de protección que sean posible, pero con un objetivo que no es otro que recuperar la normalidad”, recalca.

El primer edil deja claro que “Sevilla necesita también ya ese elemento emocional y emotivo de la religiosidad popular en la calle. “Si se confirma la cifra y la bajada de contagios, pues en las próximas semanas empezaremos a recuperar también la normalidad”, recalca.

Fuente: Europa Press