Ruta por algunos de los yacimientos históricos de Sevilla más importantes

La provincia hispalense es uno de los territorios andaluces que mejor conserva la huella que dejaron civilizaciones pasadas

158
Ruta por algunos de los yacimientos históricos de Sevilla más importantes
Vista de Itálica. / Foto: Junta de Andalucía.

Ana Lisa Stoichici. A lo largo de los años, la provincia de Sevilla ha ido atesorando un gran patrimonio arqueológico. El descubrimiento de tantos yacimientos señala la importancia histórica que posee la provincia andaluza.

Los romanos dejaron su huella marcada en la zona, fundando dos asentamientos principales cuyos restos aún podemos contemplar en nuestros días: Itálica y Julia Rómula Híspalis.

Itálica

Itálica data del año 206 a. C., tras la batalla de Llipa. Fue la primera ciudad romana fundada en Hispania y sus ruinas se localizan en el término municipal de la sevillana localidad de Santiponce. Fue una villa lujosa, donde vivía la aristocracia, habiendo nacido en ella emperadores como Trajano, Adriano o Teodosio.

El recinto que protege los restos de Itálica es visitable, siendo de especial interés el anfiteatro y el teatro romano bastante bien conservados, así como las termas, el templo dedicado a Trajano, las casas y los acueductos, entre múltiples mosaicos y esculturas.

Anfiteatro de la ciudad romana de Itálica, en Santiponce (Sevilla). / Foto: Junta de Andalucía.

Julia Rómula Híspalis

Híspalis fue fundada en el siglo I a. C., con la llegada de Julio César a Sevilla. Esta colonia romana se convirtió en la capital mercantil del sur de la Península. La ciudad poseía dos calles principales que convergían en el Foro, zona de la plaza de la Alfalfa. Estas dos calles son: el Cardo Máximo y Decumano Máximo. La primera cruzaba la ciudad de norte a sur. En la actualidad corresponde a la calle Alhóndiga. La segunda cruzaba la ciudad de este a oeste. Se le conocía por ser la zona comercial.

Antiquarium Sevilla./ Foto: ICAS

Antiquarium

Por otro lado, en la misma capital hispalense se encuentra el Antiquarium. Bajo el Metropol Parasol, también conocido como ‘las setas’, se han rehabilitado restos arqueológicos que conforman lo que se conoce como Museo Antiquarium. Fueron descubiertos durante unas obras y corresponden a los periodos romano y árabe de la ciudad.

comprar enlaces
comprar enlaces

En la visita, se puede ver el Paseo arqueológico y la Sala arqueológica. El primero es el acceso principal del Antiquariun. Desde aquí se adivinan los restos que se extienden en la Sala arqueológica.

Conocer el Antiquarium es descubrir los restos de la Sevilla romana desde el 30 d.C. hasta el s. VI. Este ofrece la visita a los mosaicos de la Casa Romana, la Casa de la Ninfa y la Caso de Baco, así como un mural de tres metros en el Patio del Océano.

La ubicación cuenta además con la Casa de la Columna, en la cual se ubica el mosaico de la medusa; la Casa de las Basas, la Casa del Sigma, la Casa de la Noria y el Hospitium de los Delfines.

Necrópolis de Carmona. / Foto: Junta de Andalucía.

Necrópolis de Carmona

En el valle del Guadalquivir, concretamente en Carmona, descubrieron una necrópolis romana en torno a 1868, uno de los conjuntos funerarios romanos de mayor extensión y mejor conservada de la península.

El yacimiento es visitable y consta de centenares de cámaras sepulcrales excavadas en la roca. La visita de la necrópolis se acompañada de otra por la sala de exposición.

Además de la necrópolis, en la misma zona se hallan los restos de un anfiteatro, excavado parcialmente en la roca del alcor y aprovechando la pendiente natural del terreno.

Mosaico Romano de Cantillana. / Foto: Diputación de Sevilla

Mosaico de Cantillana

Otro descubrimiento de gran relevancia fue el del mosaico de Cantillana. Data del siglo III d.C. y apareció durante unas obras, en el fondo de un pozo de unos seis metros de profundidad de ladrillos romanos.

El mosaico, que fue encontrado en gran estado de conservación, cuenta con una impresionante representación de animales marinos rodeados de elementos del lugar donde se encontró y que podrían descubrir nuevos datos sobre la ciudad romana de Naeva.

La pieza, conocida como la Casa de los Delfines o Terramar, se encuentra actualmente en el Centro de Historia Local y se puede visitar los fines de semana.. Entre semana también se puede ver pero mediante visitas grupales con cita previa.

Dolmen de Ontiveros. / Foto: Fondo Gráfico del IAPH

Yacimiento prehistórico de Valencina

El yacimiento de Valencina se dio a conocer a partir del descubrimiento del dolmen de la Pastora y está datado entre los siglos III y II a.C. Este muestra los restos de un gran asentamiento prehistórico, de la Edad del Bronce. Además de restos humanos y herramientas líticas, se encontraron objetos exóticos cómo oro y ámbar.

Se puede pensar que en esta tumba estuviese enterrado el jefe del clan o reyezuelo, aunque hay importantes vacíos de información. A pesar de esto, el asentamiento de Valencina es uno de los más importantes de Andalucía.

Resulta importante recalcar la importancia y conservación de todos los restos arqueológicos que la historia nos ha ido dejando a lo largo de los siglos en la capital hispalense y sus alrededores.