Corpus Christi y reactivación de la vida cofrade

Ya comienzan a murmurar las Juntas de Gobierno de que, posiblemente y si todo sigue e buen ritmo, la Semana Santa de 2022 podrá vivirse plena y tal como la conocemos.

214
Corpus Christi y reactivación de la vida cofrade

Salvador Rivas Fernández. Se fue el mes de mayo sin apenas darnos cuenta. Con noticias que nos hacen soñar con una próxima primavera totalmente diferente y como las que ansiamos recuperar.

Numerosos han sido los actos llevados a cabo en toda Andalucía en torno a la Virgen, debido a las relajaciones sanitarias que poco a poco estamos teniendo. Reencuentros soñados, lágrimas guardadas, añoranzas deseadas, momentos esperados, multitud de circunstancias que han tenido bajo su protección a la Santísima Madre de Dios, la Virgen María.

Ahora, sin embargo, celebramos la Solemnidad del Corpus Christi, Festividad en muchos rincones de esta tierra. Volverán a ser numerosos los actos que se celebren en nuestras Parroquias, en nuestras Capillas, acudamos a celebrar un nuevo acto de fe, pero siempre atendiendo a la situación que para nada es algo pasado, sino que nos acompaña día a día.

Agradezcamos también el esfuerzo que hacen las corporaciones por hacer llegar a cada lugar la Imagen rogada, a través de las emisiones en directo en los diferentes canales de los que hacen uso las Hermandades.

Igualmente, ¿qué sería de esas cuentas anónimas o que desinteresadamente anuncian y publican fotografías de los cultos? También ellos engrandecen mucho más nuestra pasión, porque acercan a quiénes no pueden estar físicamente, su bien más preciado.

Vuelven, paulatinamente, las reuniones de trabajo, los grupos que forman cada Hermandad, las risas, los recuerdos, y como no las preparaciones al detalle para que Nuestros Titulares siempre luzcan radiantes.

comprar enlaces
comprar enlaces

Y lo mejor de todo, volver a ver las caras inocentes de los niños, la ilusión que transmiten en cada conversación, aprender de la historia de los más antiguos, ayudar en cualquier altar de cultos, que bendito regalo nos deja Dios, ¿o no es verdad?

Y junio nos llenará de alegría. Ya comienzan a murmurar las Juntas de Gobierno de que, posiblemente y si todo sigue e buen ritmo, la Semana Santa de 2022 podrá vivirse plena y tal como la conocemos. Con prudencia, si, pero las cosas se organizan con tiempo, los contratos con las formaciones musicales, los estrenos, los nuevos proyectos…

Que este sol radiante que ilumina nuestra bendita ciudad, sirva para engrandecer más el valor humano que forman nuestras Hermandades, llenándoles de Victoria y soñando siempre con la Esperanza.

¡Viva Cristo, Nuestro Señor!