Petr Kminiak: “Los muertos pueden ayudarnos a tomar decisiones”

Este empresario checo afincado en la Costa del Sol afirma que cada persona vive acompañada por sus difuntos, con los que él puede comunicarse desde que era un adolescente.

187
Petr Kminiak:
Petr descubrió cuando era adolescente que era capaz de hablar con personas que ya no estaban.

A.R.E. Si hay vida después de la muerte física es una cuestión que todo el mundo se ha planteado alguna vez. Ante semejante enigma, en realidad, solo caben dos creencias: la del NO, todo finaliza aquí; y la del SÍ, el cuerpo fallece pero el alma, la energía, permanece de alguna manera y se instala en algún lugar invisible al ojo humano en el que pervive eternamente.

Tras su experiencia personal, para Petr Kminiak, un vecino de Marbella de origen checo, la segunda opción es, en realidad, un axioma. Era muy joven, solo un adolescente, cuando salió a cenar con unos amigos y, mientras disfrutaba de la velada, miró a su derecha y allí, a su lado, pudo contemplar con nitidez a una mujer que recordaba de su infancia. Era su difunta tía abuela. “La última vez que la vi tenía seis años, pero recordaba detalles de su cara, su olor… No lo soporté, salí corriendo del local”, recuerda Petr.

Días más tarde, el olor de aquella mujer fantasmal permanecía, y no le quedó más remedio que preguntarle a su madre por ella. Necesitaba saber más… Pero no estaba preparado para asimilar aquello, y decidió dejarlo de lado e ignorar su capacidad.

El tiempo y otras experiencias le hicieron afrontar de manera distinta su condición: tenía que conseguir comprender y, lo más importante, controlar y canalizar su especial sensibilidad. Tuvo la suerte de conocer a personas con sus mismas dotes, que lo ayudaron a dominar su capacidad, además de hacer cursos en Suiza -donde ha residido gran parte de su vida- para mejorar su sensibilidad, sus sentidos y clarividencia.

Siempre acompañados de nuestros difuntos

Desde hace una década, Petr controla su capacidad de conexión con el más allá y canaliza a la perfección esa oleada de sensaciones que quienes ya no están le transmiten. “Ellos utilizan todos mis sentidos: los veo, los escucho, los huelo… me proporcionan imágenes que tengo que interpretar…”, apunta. Además, afirma que nuestros difuntos nos acompañan siempre, están a nuestro alrededor, siendo capaz de establecer con facilidad contacto con ellos.

Su acopio de experiencias y conocimientos sobre el universo energético dieron pie a que, a pesar de llevar una vida normal -estudió Economía y ha trabajado en Suiza en multinacionales-, en su tiempo libre decidiera poner su sensibilidad al servicio de quienes necesitaran ayuda para tomar decisiones.

comprar enlaces
comprar enlaces

Tras 20 años en Suiza, ahora Petr se ha instalado en la Costa del Sol, una zona de Andalucía que conoce desde hace años, en la que había tenido incluso apartamento para vacaciones. “Estamos construyendo en Marbella un ‘bed and breakfasts’. Una casa de energías para acoger a quienes quieran disfrutar de unos días aquí”, apostilla el coach medial.

Ayuda espiritual en la toma de decisiones

Según la experiencia de Petr, muchas veces tenemos dudas o problemas a los que no vemos solución, pero los espíritus de nuestros seres queridos son capaces de ver conexiones y posibilidades de manera más abierta, abriéndonos los ojos y permitiéndonos ver esas posibilidades que no contemplábamos. Un conocimiento que puede ayudar mucho a las personas en su toma de decisiones.

Es aquí donde Petr hace de intermediario entre vivos y muertos, abriendo vías de comunicación con el más allá para realizar consultas de todo tipo. “Mis clientes plantean cuestiones relacionadas con la salud, los niños, el dinero, la educación, el amor, separaciones, nuevos negocios, cambios de trabajo… Además de quienes necesitan despedirse o pedir perdón”, comenta el médium.

Antes de reunirse con sus clientes, Petr aconseja llevar por escrito un listado con las preguntas o dudas, al igual que recomienda tomar notas durante la sesión y meditarlas posteriormente, ya que muchas veces “hasta dos o tres días después no entiendes el mensaje”.

 

De vender un piso a descubrir que tu padre no es tu padre…

Después de tantos años, Petr ha tenido la oportunidad de poner su granito de arena para ayudar a muchas personas y empresas en muy diversas circunstancias. En una ocasión, recuerda, una clienta, agente inmobiliaria, tenía dificultad para vender un piso. La vivienda llevaba un año en el mercado y no conseguía colocarla. El médium entró en contacto con un familiar difunto de su clienta, quien le indicó algunos cambios que debían realizar en la casa. Al cabo de un mes, la propiedad estaba vendida.

Este ejemplo se refiere a un hecho concreto, pero hay otras circunstancias en las que hacer de nexo entre la parte visible y la invisible es tremendamente duro. “Hay quienes no han podido despedirse y quieren saber cómo está esa persona que se ha ido, qué pasó, si siente dolor… “, explica Petr. Y continúa: “en una ocasión, el tío de una clienta, ya difunto, quería disculparse por haber abusado de ella cuando era una niña“, un mensaje, sin duda, difícil de transmitir.

Otro caso sorprendente fue el de un chico, al lado del cual Petr veía a dos hombres, y ambos decían ser su padre… El coach medial invitó al muchacho a preguntar a su madre, aún viva, por semejante dualidad, confesándole ésta que, en efecto, quien él creía su progenitor no era su padre de sangre.

Petr Kminiak: "Los muertos pueden ayudarnos en la toma de decisiones"

Energía y calidad de vida

Al margen del asesoramiento a nivel particular y empresarial, la especial sensibilidad de Petr le permite reorganizar espacios para equilibrar la energía y favorecer, de este modo, el bienestar de quienes viven en los mismos. Una tarea en la que se ayuda de técnicas del campo de Feng Shui.

En este sentido, un cambio de ubicación de ciertos muebles o de uso de habitaciones en una casa puede solucionar, según el médium, los problemas de sueño de sus moradores, por ejemplo, o incluso, a nivel empresarial, potenciar la venta de ciertos productos o incrementar el cierre de tratos (si se aplica a una sala de reuniones).

Asimismo, Petr afirma: “mediante el trabajo de energía establezco un espacio donde puede llevarse a cabo la curación. Trabajo con la técnica de imposición de manos, de esa forma, paso las energías del mundo espiritual para comenzar los procesos de autocuración”.

Escépticos y demostraciones

Creer que Petr hace lo que dice que puede hacer es una decisión personal. “Siempre me encuentro gente con muchas reticencias, escéptica. Con ella la primera hora de sesión es muy dura, porque se trata de probar que hay vida después de la muerte y buscan el error. Pero luego, cuando ven el mensaje, al final reconocen que hay algo detrás”, explica.

Precisamente pensando un poco en estas personas, el médium tiene una amplia experiencia realizando demostraciones públicas. Las hacía para un aforo de medio centenar de personas en Europa antes de la llegada del covid-19. Ahora las mantiene gracias al universo online -al igual que las propias sesiones-, informando de las mismas en su página web Atelier Azahar.

En suma, Petr destaca que nuestros familiares del más allá siempre nos pueden ayudar y aconsejar, “y cuando eso pasa, empezamos a recibir cosas que no pensábamos porque no habíamos mirado en esa dirección”. Una experiencia que cambia la vida según este intermediario entre vivos y muertos instalado en la Costa del Sol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here