40 detenidos por distribuir pornografía infantil a través de una red social

Seis de las 40 detenciones se han practicado en Andalucía, en concreto en las provincias de Sevilla, Cádiz, Córdoba y Málaga.

280
40 detenidos por distribuir pornografía infantil a través de una red social
Agentes de la Policía salvan a un bebé de un año y medio en Nochebuena. / Foto: Jesús Hellín. / Europa Press.

Europa Press. La Policía Nacional, en colaboración con el Homeland Security Investigations (HIS) de la Embajada de EEUU en España, ha detenido a 40 personas –la mayoría menores de edad– por haber distribuido presuntamente material pornográfico infantil a través de una red social. Seis de las 40 detenciones se han practicado en Andalucía, en concreto en las provincias de Sevilla (3), Cádiz, Córdoba y Málaga.

Según han explicado, la investigación comenzó cuando los agentes españoles recibieron informaciones del Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados (NCMEC) en Estados Unidos por la presunta comisión de varios delitos de prostitución y corrupción de menores.

Fue la propia red social la que denunció a través del NCMEC que varios de los usuarios de su aplicación en España habían compartido material audiovisual de explotación sexual infantil. Del total de denuncias analizadas se logró identificar a 51 personas relacionadas con estos hechos.

Detención de menores

De ellos, 45 eran menores de edad y, de estos, siete carecían de responsabilidad penal al ser menores de 14 años al tiempo de realizar la distribución del material ilícito. Las investigaciones se saldaron con la localización y detención de 40 personas –34 de ellas menores– en las provincias de Alicante (2), Barcelona (8), Valencia (3), Vizcaya (3), Álava, Córdoba, Cádiz, Madrid (7), Tenerife (2), Málaga, Murcia (2), Asturias (3), Guipúzcoa, Sevilla (3), Gran Canaria, y Zaragoza.

Tras el análisis del material intervenido durante la práctica de los registros domiciliarios, y por las manifestaciones realizadas por los menores detenidos, los agentes constataron que gran parte de ellos intercambiaban este tipo de material ilegal por simple divertimento, sin ser conscientes de la extrema gravedad que suponía su tenencia y distribución.

Por ello, desde la Policía Nacional han advertido a los usuarios de las redes sociales de la importancia de no compartir o almacenar este tipo de imágenes y vídeos sexuales protagonizados por menores, ya que se estaría incurriendo en la comisión de un delito

comprar enlaces
comprar enlaces