Auxilian a un matrimonio octogenario accidentado en su vivienda

Una cuidadora, que asiste a la pareja a diario, dio la voz de alerta al personarse en el domicilio y oír los quejidos de los ancianos, que no abrían la puerta.

314
Policía Nacional auxilia a un matrimonio octogenario accidentado en su vivienda
Foto: Policía Nacional Málaga.

Europa Press. Agentes de la Policía Nacional han auxiliado en su vivienda del municipio malagueño de Antequera a una pareja de octogenarios después de que sufrieran una caída accidental, que les tenía aturdidos y sin capacidad de movimiento en el salón de su casa.

Ante la posibilidad de que la vida de los ancianos corriera peligro y una vez agotadas otras vías para acceder al inmueble, resultando imposible localizar llaves del domicilio, los agentes entraron al mismo mediante escalo, a través de un balcón, localizando a los mayores, de 88 y 87 años, en el suelo del salón, ayudándolos a incorporarse y facilitándoles una primera asistencia.

Una cuidadora, que asiste a la pareja a diario, dio la voz de alerta el pasado día 11 de diciembre, al personarse en el domicilio –no disponía de llaves– y oír los quejidos de los ancianos, que no abrían la puerta.

La asistenta telefoneó al CIMACC 091, que comisionó una dotación policial a una vivienda de la localidad de Bobadilla, en Antequera. Allí, rápidamente los agentes hicieron gestiones para localizar unas llaves entre los allegados y vecinos del matrimonio, pero fue imposible. También fueron infructuosas las gestiones para que un cerrajero acudiera al lugar con carácter urgente, ha informado la Policía Nacional a través de un comunicado.

La única entrada viable al domicilio para los policías resultó ser un balcón, situado en una segunda planta, al que accedieron por escalo desde la casa colindante. Una vez dentro, los agentes localizaron en el suelo del salón a la pareja de ancianos.

La mujer tenía la cabeza apoyada contra la pared, tras supuestamente golpearse contra la misma, y uno de sus brazos junto a un brasero, que le produjo quemaduras leves. El hombre por su parte, estaba en el suelo y, según expuso, se había caído al intentar levantar a su esposa.

Ninguno de los mayores presentaba lesiones graves. Así, tras ayudarles a incorporarse, los policías y su cuidadora realizaron gestiones in situ para la asistencia sanitaria del matrimonio, que residen en la vivienda solos y no tiene hijos.